Historia Café Oro

 

Desde la región montañosa de Lares Puerto Rico, nace Café Oro de Puerto Rico como una necesidad de recuperar los atributos que distinguen el sabor del buen café puertorriqueño.

 

Todo comenzó hace más de 50 años a través de Angel J. Torres mejor conocido como “Don Guty” , en su dedicación de sembrar y vender el mejor café puertorriqueño. No es hasta el año 1997 que su hijo José Luis Torres Olivencia “Joselito” hereda el negocio de su papá con tan solo 22 años. José Luis ya contaba experiencia como beneficiario vendiendo café a otra marcas, y gracias a esa misma experiencia, lo llevo a convertirse en el beneficiador más grande de Puerto Rico, procesando más del 50% del café de Puerto Rico.

 

Con visión de empresario y tener su propia marca de café, en el año 2013  lanza Café Oro de Puerto Rico, y con tan solo 5 años en el mercado, hemos tenido un crecimiento exponencial que nos ha llevado a competir en góndola con marcas de café que llevan más de 30 años en el mercado.

 

Gracias a este mismo crecimiento, en el 2018 invertimos en en una sofisticada tecnología italiana de maquinaria, cambiamos nuestro empaque a uno metalizado, brindándole protección al producto y haciendo de este uno resistente al impacto, con una excelente barrera contra la humedad, oxígeno y luz,  conservando el café en óptimas condiciones sin perder su calidad y frescura.

 

Hoy en día Café Oro de Puerto Rico es una empresa familiar comprometida con la sociedad, empleando a más de 300 puertorriqueños, colaboramos con escuelas y pequeños negocios de la zona, contribuyendo así al desarrollo económico de la región de la montaña y al sustento de las familias que allí habitan.

 

“Somos más que un café, somos una experiencia que vale Oro”